Loja

Loja

Descripción

Al margen de las explicaciones mitológicas aportadas por la febril imaginación de Fray Juan Seco, que nos cuenta como Túbal, nieto del bíblico Noé, fundara la ciudad de Loja en el año 2163 a de C., bautizándola con el nombre de Alfeia, la realidad arqueológica sitúa la primera ocupación de su solar hacia el siglo XI antes de la Era Cristiana.

Los vestigios de estos pobladores prehistóricos de la Edad del Bronce reposan bajo la superficie del Barrio de la Alcazaba desde sus primeros años de presencia hasta bien entrado el siglo VII a.de C., en el que las aportaciones del ámbito comercial y cultural fenicio suponen un primer florecimiento "urbano" para aquel poblado original (la mítica Tricolia).

El mundo ibérico y romano no fueron ajenos a la ciudad, pero todo apunta hacia el hecho de que Loja sólo adquirió su verdadera dimensión urbana tras la venida del Islam.

Medina Lawsa, que así se denominará durante los siguientes ocho siglos de su existencia, da a conocer las primeras referencias escritas de su pasado hacia el siglo IX, en que ya se muestra como un destacado reducto de marcado valor estratégico en el papel de custodia de la Vega de Granada.

Como ciudad fronteriza, se vio envuelta en numerosos avatares militares, incluida su toma y destrucción por parte de Fernando III el Santo en 1225.

Antesala de la capital del reino nazarí de Granada, el mismísimo Boabdil entregó la ciudad al rey Fernado el Católico en 1486, tras un penoso asedio de varios días. Para esas fechas la urbe ya poseía bien definidos sus rasgos constructivos, e incluso había dado al mundo hijos tan ilustres como el polígrafo Ibn al-Jatib, personaje principal de la Corte granadina.

Otra vez la leyenda pone en los labios de la reina Católica la célebre frase "Flor entre espinas" para referirse a Loja y al triunfo del renacimiento hispano sobre el entorno islámico hereje.

Gonzalo Fernández de Córdoba, "el Gran Capitán", alcaide de Loja; Rafael Pérez del Alamo, precursor de los movimientos revolucionarios andaluces de mediados del siglo XIX; o el General Narváez "el espadón de Loja", primer ministro del gobierno de Isabel II, fueron algunas de las figuras que protagonizaron parte del devenir histórico de Loja en los tiempos modernos y contemporáneos.

Monumentos

Monumentos

Ermita de Jesús Nazareno (s. XVIII)

Emblema de la Semana Santa lojeña por albergar las imágenes de la procesión del Viernes Santo y por celebrarse aquí la famosa "corriílla".

Concluida en el año 1705 gracias a donativos populares y a la recaudación de varias corridas de toros y fiestas organizadas a tal fin. Se organiza con una planta de cruz latina y coro alto a los pies, destacando la bóveda de cañón con la que cubre su única nave, así como la del crucero, que se remata con un lucernario por el que, simbólicamente, penetra la luz del Espíritu Santo en el templo. Todo está decorado con pinturas al fresco que recrean un ambiente de gran teatralidad. De sus retablos sobresale el de la cabecera, de madera tallada y dorada con dobles columnas salomónicas y estípites.

Mausoleo del General Narváez (s. XIX)

Aquí descansan los restos de Ramón Mª Narváez, Primer Duque de Valencia, que nace en Loja en 1799, para ser uno de los personajes más influyentes en la historia de España durante el s. XIX, junto a sus padres, y las lápidas recordatorias de las muertes de su hijo oficial y una hija no reconocida.

En el mausoleo, diseñado por él mismo antes de su muerte, se observa la figura del general yacente vestido con traje de gala, su escudo de armas junto con el Toisón de Oro (honor que actualmente regenta D. Juan Carlos I, Rey de España) y una efigie de la diosa de la Victoria. Todo en mármol de Carrara, esculpido por Antonio Moltó. Su carácter autoritario hizo que pasara a la historia más conocido como el "Espadón de Loja", título que ganó tras la respuesta en su lecho momentos antes de morir a la pregunta: ¿perdonaría usted a sus enemigos?... tras lo cual él respondió: imposible, no tengo enemigos...

Iglesia Mayor de la Encarnación (s. XVI – XVIII)

Esta obra (s. XVI-XVIII), declarada Bien de Interés Cultural, se construyó sobre el solar de la Mezquita Mayor. El templo, que ostenta categoría de Colegiata, es un compendio de estilos en los que se pueden diferenciar elementos góticos, mudéjares y neoclásicos.

Una de las capillas del costado de la iglesia que da a la entrada conserva la pila bautismal del s. XVI, y dentro de una vitrina, una de las piezas arqueológicas más antiguas e importantes de la historia eclesiástica granadina: se trata de un ara romana, reutilizada por una primitiva comunidad cristiana del s. V, sobre la que talla una inscripción alusiva a la consagración de la basílica paleocristiana de los santos apóstoles San Pedro y San Pablo, depositaria de diferentes reliquias, y ubicada en algún lugar del entorno de la sierra de Gibalto, cerca del núcleo rural de Fuente Camacho.

Su torre-campanario se ha convertido en emblema de la ciudad y se dice de ella que es el faro de Loja, visible desde cualquier punto de la ciudad.

Fuente de la Mora o de los 25 Caños (s. XVI, restaurada s. XX)

El barrio de la Alfaguara –palabra de ascendencia árabe que significa manantial- ocupa el sector más occidental de lo que sería la periferia de la ciudad medieval, en la abrupta falda del cerro de la Alcazaba, en torno a dos de los más importantes nacimientos de agua de Loja: el del Borbollote y la Fuente de la Mora – también conocida como "Fuente de los 25 Caños". La Fuente de la Mora –o de los 25 Caños-, ya actualizada, es uno de los lugares más celebrados por la población local, identificada desde siempre con la abundancia de nacimientos y manantiales que dieran a Loja el apelativo de "ciudad del agua". Al pie de uno de los acuíferos de origen kárstico más grandes de la provincia de Granada, nuestro solar urbano aparece salpicado por multitud de caños y surtidores, especialmente apetecibles durante las fechas estivales, y que antaño ofrecieran la imagen de una población con muchas de sus calles recorridas –aguas abajo- por una continua escorrentía. Cuenta la leyenda que sus aguas vieron fraguarse una bella historia de amor entre una joven mora y su amante cristiano, y que aquél que beba de cada caño, encontrará su amor ese año.

Antiguo Lavadero Municipal

Junto a la Policía Local, antiguo matadero, se encuentra el antiguo lavadero, a cubierto del cual las mujeres de la localidad se reunían cotidianamente para lavar la ropa, aprovechando la energía y la pureza de la corriente del nacimiento del Borbollote. Estas reuniones –y sus consecuentes tertulias-, hacían de los lavaderos un tradicional espacio de relación social femenino, característico de las poblaciones españolas hasta bien entrado el s. XX.

Plaza de Abajo o de Joaquín Costa - Mercado de Abastos

La plaza de Joaquín Costa, también conocida en Loja por plaza de Abajo, del Mercado o Nueva, es un espacio público de gran importancia en la vida local. En él encontramos el edificio central del mercado de abastos, que tuvo su primer edificio en el mismo sitio en 1942, aunque el actual edificio fue inaugurado en 1979.

Esta plaza tuvo su origen en lo que fuera la antigua placeta del Matadero, formada extramuros ante la puerta de este establecimiento a comienzos del s. XVI, y en la que se vendían productos como la leña y el ganado, hecho que tiene que ver con la temprana vocación comercial del lugar.

Loja cuenta con productos de primera calidad y entre ellos destacan el cordero de la Sierra de Loja (con denominación propia), chacinas, espárragos verdes, jamón, aceite de oliva, caviar, trucha, roscos de Loja y su deliciosa agua que mana de las numerosas fuentes y nacimientos lojeños.

Centro de Iniciativas Culturales El Pósito (s. XVI)

El edificio renacentista del Pósito, abierto a la calle por una gran logia de arcos de medio punto es, sin duda, una de las edificaciones más emblemáticas de la ciudad de Loja. Ocupando uno de los frentes de la plaza de Abajo, esta construcción del s. XVI se erige por orden del emperador Felipe II, como sede de una institución real destinada a asegurar la provisión de trigo y cebada para vecinos y forasteros, así como a proporcionar créditos a los labradores, y a regular los precios del mercado de productos agrarios, librándolos de la usura. Trazado por el discípulo de Diego de Siloé, Juan de Maeda en 1571, constituiría el segundo de sus encargos importantes en la ciudad, después de que en 1569 diera las trazas para la remodelación de la Casa Capitular. Concluidas las obras en 1578, desde entonces hasta hoy han sido múltiples las obras de reforma, ampliación y rehabilitación, de algunas de las cuales queda constancia cronológica en varios de los medallones que adornan su fachada. Hoy día es un Centro de Iniciativas Culturales y alberga exposiciones de arte y manifestaciones musicales y cinéfilas. Ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

Museo Histórico Municipal de la Alcazaba de Loja (MHA)

Loja formó, junto a otras poblaciones del Poniente Granadino, la última frontera de al-Andalus. Como testigo de esta época ha llegado hasta nuestros días el recinto de La Alcazaba (Bien de Interés Cultural), cuyo perfil, junto al de la Torre-Mirador de la Iglesia Mayor de la Encarnación, se ha convertido en la imagen más representativa de la ciudad.

El Barrio de la Alcazaba, residencia de gobernadores y militares, acogía en su interior este edificio y estaba separado del resto de barrios (Arrabal y Jaufín) de la antigua Medina Lawsa a través de una muralla de la que aún se conservan restos. Dentro del conjunto monumental de La Alcazaba destacan el Patio de Armas y la Torre del Homenaje (s. XI), que era la entrada principal a la residencia de los alcaides árabes y que tuvo que ser levantada en varias ocasiones debido a las frecuentes invasiones. Éste es el único elemento que los cristianos respetaron del recinto original. Junto a ella, observamos un edificio de planta rectangular del s. XVII, el Caserón de los Alcaides Cristianos, construido por D. Pedro de Tapia y Doña Clara del Rosal sobre los cimientos de la antigua residencia árabe (s. XII). En la actualidad alberga el Museo Histórico Municipal de la ciudad. El Aljibe Nazarí que se halla en su interior es la obra mejor conservada de La Alcazaba. Con una capacidad de 286 metros cúbicos de volumen, este aljibe contaba con un sistema de claraboyas por el que se filtraba el agua de lluvia y se abastecía a la población.

También podemos visitar el Mirador Arqueológico de la Alcazaba ubicado en una torre del cinturón de murallas. Desde él se divisa toda la parte norte de la ciudad y, con buena climatología Sierra Nevada.

Iglesia de San Gabriel (s. XVI)

Es uno de los ejemplos fundamentales del patrimonio renacentista del s. XVI en la provincia de Granada. Con sus estructuras monumentales y sus innovadores panteamientos arquitectónicos y espaciales, esta iglesia reperesenta la etapa más original, expresiva y renovadora del clasicismo granadino.

Siguiendo la tradición del momento, la primitiva iglesia de San Gabriel el Viejo es consagrada en 1486, año de la toma de Loja, aprovechando para ello una pequeña mezquita ubicada en el barrio medieval del Jaufín. No será hasta mediados del s. XVI cuando importantes personajes de la arquitectura granadina apraezcan implicados en las obras de este, el nuevo edificio, ya en su emplazamiento definitivo de la plaza de San Gabriel. Trazado por Juan de Maeda –autor además de sus portadas-, mucho se ha especulado sobre la participación en su diseño del arquitecto Diego de Siloé, responsible de la catedral de Granada.

De su conjunto destacan la fachada lateral y la bóveda interior. La fachada lateral, especialmente Hermosa, se abre con un arco de medio punto entre parejas de medias columnas, y sendas victories aladas esculpidas en las enjutas. Sobre su entablamento, una hornacina contiene el conjunto escultórico de la Anunciación, rematado con el águila imperial. Sobre todo ello, un tejadillo le sirve de guardapolvo. Y la bóveda vaída decorada, que cubre la planta cuadrada de la capilla mayor, pretende parecer una cúpula circular apoyada sobre pechinas, a modo de casquete esférico. El círculo interior que describe se fragmenta en casetones concéntricos, que parten radialmente desde la imagen del Padre Eterno. Desde él, y hacia fuera, querubines, bustos y motives florales hasta llegar a las figures de los padres de la iglesia: los Apóstoles, los Evangelistas y San Pablo. Toda la circunferencia aparece recorrida por una leyenda en la que se allude a la utoría promotora de esta zona del templo, en la persona del arzobispo de Granada, D. Pedro Guerrero, en el año 1568.

Está declarada Bien de Interés Cultural.

Palacio del General Narváez (s. XIX)

Sede de la Casa Consistorial desde 1927, fue mandado construir en el s. XIX por el primer Duque de Valencia, Ramón Mª Narváez –presidente de varios de los Gobiernos de Isabel II-, en el que instala su residencia.

La fachada, dispuesta en esquina, se abre al interior a través de un acceso adintelado entre columnas sobre pedestals de mármol gris. Por encima de la portada de acceso corre un balcón de cerrajería al que se abren las ventanas de la Alcaldía, esquema que repiten los otros dos frentes del edificio. La última planta se dispone en toda su longitude como un balcón corridor, dando lugar a uno de los mejores ejemplos de la arquitectura decimonónica de influencia francesa de toda la provincial de Granada. Todo el edificio, siguiendo la moda del momento, fue encomendado a un arquitecto francés que lo concibió con tres plantas.

La planta baja se distribuye alrededor del patio cuadrado y porticado, que decora sus paredes interiors con molduras y medallones de tono historicista, dedicados a los personajes de don Pelayo, Recaredo, El Cid y Cristóbal Colón.

El acceso a la primera planta se realiza por una escalinata de estilo imperial, con leones recostados en los flancos, y cuyo rellano de giro está presidido por un enorme lienzo alusivo al momento en que Boabdil entre las llaves de Loja al rey Fernando, un 29 de mayo de 1486. Una vidriera con el escudo de la ciudad cubre el hueco de la escalera, matizando la iluminación.

La primera planta acoge la zona más noble del palacio, incluida la Alcaldía y el salón de Plenos, que conservan un magnífico suelo original de maderas nobles. En este sector, el General instalaría su despacho y algunas alcobas, que junto con el comedor y el oratorio de la planta baja integraban lo más destacado del ámbito privado del palacio.

La planta alta estuvo destinada al alojamiento del personal de palacio y de los ayudantes de campo del general. El sótano, abierto a la parte trasera por un fuerte desnivel entre calles –en lo que entonces fueran cocinas y cuadras- hoy da cabida al Archivo Histórico de Loja, en cuyas estanterías se conservan documentos de extraordinario interés, incluidas cartas reales desde los Reyes Católicos, y un incunable del libro de las Siete Partidas de Alfonso X el Sabio.

Mirador Isabel I de Castilla

Tradicional punto de interés fotográfico con vistas panorámicas sobre la ciudad. Al ser conquistada Loja en 1486, la reina Isabel I de Castilla sintió rápidamente predilección por la ciudad, a la que consideraba hermosa, amena y fértil. Y fue desde este mirador, desde donde la reina pronunció la célebre frase de esta localidad: "Loja, flor entre espinas", que aparece en el escudo de armas de la ciudad.

Mirador de Sylvania

Panorámica elegida por los Hermanos Marx para representar a Sylvania en la conocida película "Sopa de Ganso".

Antigua Casa de Cabildos. Centro de Interpretación Histórico de Loja

Edificio renacentista que conserva la originalidad de su construcción primitiva. Sede del Consistorio Municipal durante 437 años, en la actualidad acoge el Centro de Interpretación Histórico.

Ermita de la Caridad

Construida en el s. XVI, alberga la imagen de la Patrona de Loja.

Convento de Santa Clara

De estilo gótico isabelino, fundado en el s. XVI. Destacan sus magníficos frescos del s. XVIII y un valioso retablo barroco del s. XIX. Declarado Bien de Interés Cultural.

Puerta del Jaufín

Es el último vestigio que se conserva de lo que fue la muralla externa que protegía a la Medina Lawsa musulmana.

Puente Gran Capitán

El primitivo puente rampante (s. XVI) fue la primera forma de unir las dos orillas del Genil. Tras su caída parcial tuvo que ser restaurado (s. XVIII-XIX), tomando la forma que conserva en la actualidad.

Claustro del antiguo Convento de San Francisco

Construido a finales del s. XVI por imperativo real, hoy es el patio interior del Hospital Civil de San Francisco. Destaca su torre del s. XVII.

Ermita del Calvario

Desde los restos de esta ermita (s. XVI), destruida tras la Guerra Civil, se goza de una de las mejores panorámicas de Loja.

Iglesia de Santa Catalina

Esta iglesia, de torre blanca, contaba con un magnífico retablo barroco que desapareció durante la Guerra Civil.

Fuente Santa

Las aguas de esta fuente del s. XVI fueron las primeras con denominación en España. Se enviaban envasadas en jarras lacradas y selladas. Junto a la fuente aún se levantan los dos baños del s. XVII, uno para mujeres y otro para hombres.

Ermita de San Roque

Situada en plena sierra al sur de la ciudad, su visita ofrece una espectacular vista del valle de Loja.

Puente Barrancón

El miedo a las alturas no debe ser un impedimento a la hora de contemplar esta magnífica pieza ferroviaria muestra de la arquitectura del hierro del s. XIX cuya procedencia no es otra que la de la Escuela de Eiffel, autor de la torre homónima de París.

Jardines de Narváez

Declarados Bien de Interés Cultural, se localizan en la finca veraniega del General. En ellos se aúna el gusto racionalista geométrico francés y el romanticismo decimonónico anglosajón.

Torre Agicampe

Esta torre de facturación musulmana (Bien de Interés Cultural) formaba parte del sistema defensivo fronterizo.

Martilla

El ascenso a esta Necrópolis de la edad del Cobre, declarada Bien de Interés Cultural, se ve recompensado con unas extraordinarias vistas de tierras cordobesas, malagueñas y granadinas.

Riofrío

Paisaje pintoresco bañado por los ríos Salado y Riofrío (éste último con antiguos molinos del s. XVIII en su nacimiento), donde el visitante podrá contemplar una piscifactoría desde el exterior, degustar truchas y esturiones en los restaurantes de la zona, pescar en el Coto Intensivo de Pesca, visitar el Centro de Interpretación Ambiental y comprar caviar ecológico con Denominación de Origen de Riofrío (premio al Mejor Caviar del Mundo 2005).

Los Infiernos de Loja

Este Monumento Natural tiene su origen en los acuíferos de naturaleza karstica de las sierras de Loja y el Hacho, los cuales acaban en el río Genil desde los manantiales del Manzanil y Frontil. Si espectacular resulta admirar por la barriada de La Esperanza la llamada Cola del Caballo, cascada en la que el agua salva un desnivel de 8 metros de altura, no lo es menos pasear por Los Infiernos desde abajo contemplando, por Los Molinillos, los travertinos de caprichosas formas.

Las Chorreras

El salto de agua o cascada que se nutre de la confluencia de los arroyos del Nieblín y la Viñuela, al caer con gran fuerza, ha ido perforando el suelo hasta formar la profunda charca o poza de Las Chorreras.

Sierra de Loja

Este macizo kárstico, desde cuyos miradores se divisan vistas panorámicas de la comarca, es e hábitat de rapaces, cabra y gato montés o el gallipato, especie endémica ésta última que se puede observar en el Charco del Negro. Posee numerosas cavidades, fracturas y cuevas verticales en la roca (como la conocida Cueva Horadada), idóneas para la práctica de la espeleología, deporte de aventura al que se suman otros como el senderismo o el vuelo libre con sus dos despegues. Es posible visitar además el Parque Eólico.

 

Información práctica

Información práctica

- Hotel La Bobadilla GL.Salinas. Tfno. 958 321861

- Hotel Los Abades. Autovía A-92. Tfno. 958 323800

- Hotel Manzanil Area Autovía A-92. Tfno. 958 323200

- Hotel Manzanil. Ctra. Málaga-Granada. Tfno.321800

- Hostal El Mirador. Ctra. Málaga-Granada. Tfno.958 320042

- Pensión Las Terrazas. Ctra. Málaga-Granada. Tfno. 958 320756

- Pensión El Sol. Av. Andalucía. Tfno. 958 321193

- Pensión La Encarnación. Pl. de la Encarnación, 1. Tfno.958 321013

- Hostal Almería. Cuesta de la Palma. Tfno: 958 322955

- Hostal Paco Rama. Riofrío. Tfno: 958 323834

- Hostal Riofrío.Riofrío. Tfno. 958 321066

- Cortijo Civico Alojamiento Rural. Ventorros de San José. Tfno: 958 252026/264604

Restaurantes

En Loja:

- Restaurante La Finca ( Hotel la Bobadilla ).Tfno.958 321861

- Area de Servicio Los Abades.Tfno.958 323800

- Manzanil Area.Tfno.958 323200

- Restaurante Manzanil. Tfno.958 321800

- Alcazaba. Av. Andalucía. Tfno. 958 320418

- Bernabé. Huerta Gálvez. s/n. Tfno.958 320930

- Club de tenis Frontil. El Frontil. s/n.Tfno. 958 321982

- Cube-H. Av. Los angeles,51. Tfno. 958 320950

- Mesón Sotero Sánchez. Av. Pérez del Alamo. Tfno. 958 320175

- Venta el Frontil. Ctra. de Priego, s/n. Tfno. 958 322036

- Yola. Ctra. de Málaga s/n. Tfno. 958 321803

- Parque de la Presa. Paraje de la Presa.Tfno.958 320091

- Casa Anastasio. Tfno.958 320032

- El Sol. Tfno. 958 321013

- Las Terrazas. Tfno.958 320756

- Fuensanta.Tfno.958 320036

- Guarino.Tfno.958 322160

- Mesón-Terraza Manzanil. Tfno: 958 323182

- Venta Llano-Piñar. Tfno: 958 320547

- Complejo Molino World. Tfno: 958 320082

En Riofrío:

- Mesón San Isidro. Tfno. 958 321066.

- Venta de Riofrío. Autovía. Tfno. 958 321066

- Quintana. Tfno. 958 322973

- Alazor. Tfno. 958 321210

- Paco Rama. Tfno.958 323833

- Patio Andaluz.958 321818

Otros datos de interés

Ayuntamiento. Tfno. 958 321156

Centro de Salud. Av. Peréz del Alamo. Tfno. 958 321260

Policía Municipal. Tfno. 958 321010

Guardía Civil. Tfno. 958 320083

Correos. Granada, 3. Tfno.958 320311

Renfe. Tfno.958 323656

Alsina Graells. Tfno.958 320102

Bacoma. Tfno.958 320042

Oficina de Información de "El Legado Andalusí": Oficina de Turismo.

Plaza de la Constitución (Antiguas Casas Consistoriales)

Horario de atención al público: De 9 a 14 horas y de 16 a 18 horas.

Se encuentra aquí: Localidades Loja