San Juan de Aznalfarache

San Juan de Aznalfarache

Descripción

Los restos arqueológicos que nos hablan del origen de esta villa, han dejado constancia de que San Juan de Aznalfarache es un municipio donde concurren muchas circunstancias históricas y geográficas que abren la luz sobre el pasado histórico del mismo.

Este municipio está situado extraordinariamente en la cornisa del aljarafe, en primera línea de la vertiente y en la misma línea costera del Carambolo (Camas), Caura (Coria) e Itálica (Santiponce) justo en el margen derecho del río Guadalquivir y muy cerca (3 km) de Sevilla.

Su situación en altura dominante desde un cerro y su cercanía al río, convierten a San Juan de Aznalfarache en un lugar privilegiado en el aljarafe sevillano.

Esta situación agudiza su enclave estratégico en época turdetana y romana, destacando la existencia del Lago Ligustino en el bajo Guadalquivir, lugar donde se realizaban los intercambios comerciales con Fenicia, Grecia, Roma y Cartago, quedando San Juan inmersa en estos circuitos comerciales.

Historia

Historia

Periodo turdetano

Así, el origen del municipio aljarafeño, se remonta al periodo turdetano, en torno al s.III a.C. y situamos el germen de la ciudad en el actual barrio del Monumento.

Ya en los textos del S-I en la época de Plinio, se nombra el Oppidum turdetano de Osset, lugar amurallado, situado frente a Hispalis. Tenemos constancia arqueológica de la existencia de ello desde al menos el s.III a.C., en el barrio del monumento donde se ha podido documentar la existencia de un complejo industrial dedicado a la fabricación del vino.

Periodo romano

A partir de Augusto, el Oppidum se transforma en un municipio romano conocido como Osset Iulia Constantia, con un nucleo urbano potente situado en el barrio del Monumento, zona más importante por su situación estratégica y amurallada, pero se tienen datos constatados que en el resto del municipio sanjuanero quedan vestigios de lo que fue en época romana, como en la Hacienda Valparaíso, en la Plaza de la Mujer trabajadora o en la Carretera hacia Coria.

Situándonos en el barrio del Monumento en época romana, conocemos la existencia del cerro norte o de Chaboya, amurallado y que en su interior crecía una ciudad claramente romana, calles ortogonales, decumano, saneamiento con cloacas y aljibes subterráneos, que junto con las viviendas, tipo "domus" romana, verifican la potencia comercial de la ciudad de Osset.

Edad media

A partir de la ocupación islámica, tenemos datos de la existencia y continuidad del municipio aljarafeño en el s. XI, momento en que el rey taifa al-Mutamid, mandó construir un palacio de verano en este lugar.

Será a fines del s.XII, entre el 1193 y 1197, cuando el califa almohade Abu Yusuf al-Mansor, mandó construir una fortaleza en este lugar y lo llamó Hins al-Faray, momento en el cual encontramos cambios muy profundos en el municipio.

En la zona amurallada se construyó una fortaleza con un alcázar o palacio en su interior como residencia del califa. Además mandó construir un barrio nuevo que se construyó en la ladera sur del cerro o de los Sagrados Corazones, siendo éste el origen de San Juan Bajo.

En época almohade, igualmente se produce un proceso reurbanizador muy importante, sufriendo el barrio del Monumento una fuerte transformación.

En estos momentos se amplia la zona fortificada, que une el cerro norte y el cerro sur, ambos recintos, el romano y el almohade quedaron unidos mediante una puerta monumental que se abría hacia una vaguada, que conducía a Hispalis.

Época moderna y contemporánea

Al igual que pasó en Sevilla, el proceso urbanizador almohade fue importantísimo pero corto. Duró hasta 1243, momento en el que fue entregada a la Orden Militar de San Juan de Jerusalén, de donde le viene su nombre actual.

Después, pasó a los Cartujos quienes permutaron el bien a los Franciscanos. Son éstos quienes en el s. XVI-XVII, construyen el convento de San Francisco y la iglesia parroquial que lleva su mismo nombre.

La expansión fuera del recinto alto, se produce en el S-XVIII con la construcción del barrio bajo sobre lo que fuera en origen el barrio almohade y se prolonga durante los siglos XIX y XX alcanzando también el Barrio Alto del actual San Juan de Aznalfarache.

Monumentos

Monumentos

Capilla de 'Nuestra Señora del Rosario

A pesar de las reformas que ha sufrido, esta capilla puede catalogarse como barroca del XVIII. En su interior alberga pinturas murales de José Gutiérrez (siglo XX), así como imágenes del XVII, XVIII y XIX. Visitas, consultar con Parroquia.

Iglesia de los Sagrados Corazones

Junto con el claustro anejo y algunas dependencias de la actual 'Casa de Ejercicios', formó parte de un convento de frailes franciscanos. En la actualidad está unida al complejo monumental dedicado al 'Corazón de Jesús', del siglo XX. Se aprecia una clara unión de estilos artísticos que van desde el mudéjar al barroco. Para completar el conjunto y aprovechando un desnivel del terreno se ha organizado un vía crucis mediante terrazas ajardinadas. La iglesia, cuyo conjunto parece construcción de la primera mitad del siglo XVII, aunque ha sufrido profundas transformaciones que lo han alterado sustancialmente. En su interior posee varios retablos así como esculturas religiosas y lienzos de los siglos XVII y XVIII. Para visitas, consultar con el párroco.

Murallas almohades

Restos de la fortaleza construida por mandato de Yacub Almanzor, de estilo almohade Todavía hoy se conservan algunos tramos, rodeando la barriada de Los Sagrados Corazones, popularmente conocida como 'del Monumento'. Acceso libre.

Iglesia de San Juan Bautista

Su construcción se llevó a cabo entre 1928 y 1929 de estilo neo-mudejar. Posee retablos, imágenes y lienzos del siglo XVII, XVIII y XIX. Tiene una pila bautismal realizada en jaspe, datada a finales del siglo XV a principios del XVI.

 

Se encuentra aquí: Localidades San Juan de Aznalfarache